Inicio Generales Nutrición Reproducción Sanidad Internacionales Empresas Eventos   Suscríbase
20 de Septiembre de 2020 El plato de la semana
BUSCAR   buscar
Datos del Tiempo
facebook twitter Más e-mail
mail imprimir tipografía más grande tipografía más pequeña
15 de Septiembre de 2020
Seis casos en que los antimicotoxinas no hacen su trabajo

Ningún productor de cerdos de este mundo necesita una explicación sobre la presencia de micotoxinas en los alimentos procesados. Investigación de la empresa Biomin.

NOTICIAS RELACIONADAS

Sin embargo, existe una diferencia entre conocer el desafío y elegir una solución adecuada. Aquí hay 6 razones por las que un aglutinante de toxinas elegido puede no funcionar.
La conciencia de los impactos negativos de las micotoxinas en los alimentos para animales tanto en la salud como en la rentabilidad de los cerdos ha aumentado significativamente en los últimos años.

La investigación ha revelado el efecto perjudicial de las micotoxinas en, entre otros, la inmunidad porcina o la progresión de la enfermedad. Gracias a este nivel de conciencia, todos los productores, desde un agricultor que prepara piensos en la granja hasta plantas de mezcla de piensos industriales, utilizan algún tipo de producto para minimizar el impacto en los resultados de producción.

Los aglutinantes de toxinas constituyen el tipo más convencional de producto anti-micotoxinas. Compuesto por varios adsorbentes, se añaden al pienso para cerdos en cantidades diminutas para eliminar las micotoxinas dentro del tracto gastrointestinal de un cerdo, reduciendo así el daño a los animales.

Sin embargo, como muchos productores de cerdos bien saben, hay casos en los que un adsorbente de micotoxinas puede no dar los resultados esperados. Este artículo resume 6 razones por las que una carpeta puede no funcionar.

Diagnóstico incorrecto, p. Ej. necrosis de la cola
La necrosis de la cola es una afección común de los cerdos que ocurre de manera impredecible y compromete el rendimiento. La necrosis de la cola aparece en animales de todas las edades, desde los lechones recién nacidos hasta los que terminan.

Se sabe que varias micotoxinas contribuyen a la necrosis de la cola. Los alcaloides del cornezuelo del centeno ejercen efectos de vasoconstricción que conducen a isquemia y gangrena seca. A partir de esto, se puede desarrollar necrosis en la oreja, la cola y las pezuñas de los lechones. Los tricotecenos, como la toxina T-2 o el desoxinivalenol (DON), se han informado como causa de necrosis de la cola, como también se muestra en la imagen.

La aplicación de un desactivador de micotoxinas probado puede ayudar a aliviar la situación en algunos casos, pero no en otros. Dado que el diagnóstico diferencial de la necrosis de la cola puede ser complicado, es posible que intervengan otras causas.

Ciertas deficiencias nutricionales que causan dermatitis (zinc, vitaminas del grupo B, aceites grasos esenciales) también pueden tener un efecto directo sobre la necrosis de la cola. Los insectos también pueden ser los culpables. Varios factores ambientales pueden provocar necrosis de la cola, entre ellos:

Humedad del aire
Gestión inadecuada del recorte de la cola
No enjuagar los desinfectantes fuertes (alcalinos) después de su uso
Pequeñas lesiones por piso de listones o abrasivo
En estos casos, tiene sentido revisar el estado de salud, el control de plagas, la formulación de alimentos y las prácticas de manejo para abordar el problema.

Dosificación insuficiente basada en error de muestreo
El nivel de dosificación apropiado de un desactivador de micotoxinas depende del grado de contaminación por micotoxinas de las materias primas encontradas. En algunos casos, la aplicación de 0,5 kg de aglutinante por tonelada métrica de alimento es suficiente para hacer frente a un desafío de contaminación por micotoxinas.

Otras veces, la misma dosis basada en los mismos resultados del análisis de micotoxinas puede ser insuficiente porque el nivel de contaminación real es mucho mayor. Si bien los métodos modernos como LC-MS / MS y HPLC muestran niveles de contaminación por micotoxinas de la muestra de materias primas con alta precisión, un muestreo incorrecto puede dar lugar a resultados no representativos.

De hecho, casi el 80% de los errores al determinar el nivel real de contaminación por micotoxinas provienen de errores en el procedimiento de muestreo. La Figura 1 proporciona una descripción general de un procedimiento de muestreo adecuado.


6 razones por las que los aglutinantes de toxinas pueden no funcionar
Discrepancia entre desafío y solución
Se han caracterizado más de 500 micotoxinas y metabolitos. Debido a la frecuencia de ocurrencia y al nivel de pérdidas causadas en la producción animal -

Se distinguen 5 grupos principales de micotoxinas:
-aflatoxinas,
-ocratoxina A,
-zearalenona,
-tricotecenos y
-fumonisinas.

Las estructuras químicas de estas micotoxinas son bien conocidas. También sabemos que se necesitan diferentes estrategias para manejar el desafío que plantean estos diversos componentes químicos. Para estructuras polares y planas, como la unión de aflatoxinas (adsorción) basada en Van der Waals y enlaces iónicos, funciona bien e incluso más del 90% de las micotoxinas se pueden unir de esta manera utilizando un aglutinante científicamente probado.

Sin embargo, estudios científicos revisados por pares han demostrado que los aglutinantes son ineficaces para unir micotoxinas no adsorbibles como los tricotecenos.

Solo un método está científicamente probado y registrado en la UE para la mitigación del riesgo que plantean las micotoxinas no adsorbibles: la biotransformación. La biotransformación utiliza enzimas para convertir micotoxinas en metabolitos no tóxicos y ambientalmente seguros en el tracto digestivo de los animales. Se ha demostrado que la tecnología detoxifica fumonisinas, tricotecenos y zearalenona.

Factores antinutricionales
Los factores antinutricionales bien conocidos incluyen saponinas, taninos, inhibidores de proteasa y ácido fítico. Los fitoestrógenos, compuestos polifenólicos producidos por las plantas, son factores antinutricionales menos conocidos que se encuentran principalmente en legumbres como la soja, el trébol y la alfalfa.

Los fitoestrógenos son estructuralmente similares al estrógeno, la principal hormona sexual femenina. Debido a esta similitud, los fitoestrógenos se unen a los receptores de estrógenos y, por lo tanto, ejercen efectos estrogénicos en los animales. La micotoxina zearalenona también es una sustancia estrogénica y bien conocida por su efecto perjudicial sobre la función reproductora. Los fitoestrógenos concurrentes pueden agravar el efecto de la zearalenona. Si se sospecha que esto es un problema, los productores pueden analizar el alimento para detectar la presencia de fitoestrógenos utilizando un método LC-MS / MS validado. Si hay fitoestrógenos presentes, puede ser prudente ajustar la tasa de inclusión o la fuente de ciertas materias primas.

Mezcla inadecuada
La distribución uniforme de un aditivo anti-micotoxinas en la ración es un tema importante, aunque a menudo se pasa por alto. Si bien es principalmente una preocupación para las mezcladoras caseras, también es relevante para las fábricas de piensos e integradores. Si hay 1 kg del producto mezclado en 1000 kg de alimento, entonces la distribución uniforme es crucial; de lo contrario, el rendimiento puede fluctuar ampliamente dentro de un rebaño.

Muchos factores pueden influir en la distribución adecuada del aditivo alimentario en la ración y su disponibilidad para todos los animales, como el uso de aditivos concentrados, el orden de adición de las materias primas al mezclador, el tipo de materias primas y su grado de fragmentación. así como el tiempo de mezcla. Los problemas relacionados con la uniformidad de la distribución del producto se pueden abordar comprobando periódicamente la homogeneidad de su alimentación.

Componentes de mala calidad
Con cientos de productos aglutinantes de toxinas disponibles en el mercado, los productores tienen opciones casi ilimitadas. Los ejemplos de materiales aglutinantes incluyen silicatos, arcillas, levadura y carbón vegetal. Algunos materiales son mejores para encuadernar que otros.


Las bentonitas, minerales arcillosos que resultan de la descomposición de cenizas volcánicas que consisten principalmente en el mineral filosilicato montmorillonita (esmectita), han recibido la autorización de la UE para la desactivación de la aflatoxina B1 (AfB1) en la alimentación animal.

El carbón activado representa un aglutinante muy inespecífico, lo que significa que también adsorbe nutrientes, por lo que los productores están pagando esencialmente para reducir la calidad del alimento. Se aconseja a los productores que seleccionen cuidadosamente un aglutinante que esté respaldado por resultados científicos y que haya demostrado su éxito en el campo.

Puede encontrar una guía de muestreo de micotoxinas en el sitio web de Biomin.

John Doe
Renata Olejniczak

 


Compartir mail Enviar imprimir Imprimir  
 
 
 
 
 
 
 
leer más
 
 
 
 
leer más
 
leer más
 
 
 
     
TodoAgro
Periódico quincenal de 24 páginas, a todo color, que actualmente distribuye 12.500 ejemplares en las provincias de Córdoba y Santa Fe, así como también, mediante convenios con cooperativas y veterinarias, en localidades de Bs. As, La Pampa y Entre Ríos.
Más de 550 ediciones ininterrumpidas en 12 años de labor.
 
     
TodoAgroTV
Inauguración del Centro Genético de Mejoramiento Porcino "El Nogal"
Agricultores Federados Argentinos (AFA) inauguró un centro de extracción y procesamiento de semen porcino. Los asociados podrán así mejorar la genética de sus animales de manera más accesible. El video muestra la evolución de la obra ya inaugurada.
 
 
   
Inicio   Generales   Nutrición   Reproducción   Sanidad   Internacionales   Empresas   Eventos
Facebook Twitter Más mail
TodoCerdos  
Belgrano 427, Villa María, Córdoba, República Argentina, +54 (353) 4536239, info@todocerdos.com.ar  
Copyright © 2014 • T odoCerdos.com.ar • Todos los derechos reservados. Política de Privacidad
TodoAgro TodoAgro.com.ar TodoAgroTV TodoMani
Draco Estudio Desarrollo Web - WfxGroup.com.ar - Programacion