Inicio Generales Nutrición Reproducción Sanidad Internacionales Empresas Eventos   Suscríbase
13 de Noviembre de 2018 El plato de la semana
BUSCAR   buscar
Datos del Tiempo
facebook twitter Más e-mail
mail imprimir tipografía más grande tipografía más pequeña
10 de Octubre de 2018
Hay que ayudar la digestión de grasa en lechones destetados

La producción animal moderna requiere que los cerdos crezcan rápidamente y por esa razón, se formulan dietas densas en energía. Sin embargo, la digestión de las grasas no es óptima en los lechones después del destete.

NOTICIAS RELACIONADAS

Los aceites y los ingredientes ricos en grasa se utilizan para lograr un alto contenido de energía en la alimentación. Sin embargo, la digestión de las grasas no es óptima en los lechones después del destete. Las lisolecitinas son una solución para apoyar la digestión de grasa en lechones destetados.

En general, se acepta que los cerdos crecerán más rápido cuando sean más pesados al momento de ingresar a la casa de acabado. Como regla general, por cada kg de peso corporal más alto al inicio del período de acabado, esa fase se acorta en una semana. Esto ahorrará una semana de costos de alimentación, lo que lo hace aún más interesante para estimular el crecimiento óptimo directamente después del destete, cuando el consumo de alimento es relativamente bajo y, por lo tanto, menos costoso.

Digestión limitada de grasa en lechones destetados
A menudo, los lechones destetados reciben una dieta de alta energía, que incluye altas cantidades de aceites y ricos en ingredientes grasos. Eso, sin embargo, no siempre da como resultado el crecimiento óptimo al que se apunta. Esto se puede explicar por el hecho de que la digestión de las grasas es limitada en los lechones destetados, ya que estos animales no producen cantidades suficientes de fosfolípidos biliares para una emulsión eficiente.

Además, varios estudios han demostrado que los niveles de lipasa pancreática son bajos en lechones destetados. Aunque la actividad de la lipasa pancreática aumenta con la edad, se observa una caída dramática de la actividad en el momento del destete. Los problemas digestivos pueden ocurrir como consecuencia de la mala emulsificación y la baja actividad de la lipasa pancreática que da como resultado un crecimiento suprimido. Las lecitinas hidrolizadas resuelven estos problemas ya que se sabe que estas moléculas mejoran el proceso de emulsificación de aceite en agua, estimulan la digestión enzimática de las grasas mediante la lipasa e incluso mejoran el transporte y la absorción general de nutrientes. Lecitinas nativas versus hidrolizadas La lecitina es una mezcla compleja de fosfolípidos, algunos aceites, glucolípidos e hidratos de carbono.

Las lecitinas se producen de forma natural en los tejidos vegetales y animales. Los fosfolípidos en las lecitinas tienen un carácter anfifílico, lo que significa que la molécula tiene características hidrofóbicas e hidrofílicas. Esto se puede explicar por la estructura molecular, que consiste en 2 colas de ácidos grasos hidrófobos y una cabeza de fosfato hidrófila, unidos por una molécula de glicerol. Los grupos fosfato pueden modificarse con moléculas orgánicas simples tales como colina, etanolamina o inositol formando fosfatidilcolina, fosfatidiletanolamina y fosfatidilinositol, respectivamente. Estas llamadas lecitinas nativas son subproductos de la refinería de petróleo y generalmente se utilizan en la alimentación animal como fuente de energía relativamente barata.

Por el contrario, los lisofosfolípidos, también conocidos como lisolecitinas, son más conocidos por su gran capacidad de promover una emulsión de aceite en agua. Estas lisolecitinas se obtienen por hidrólisis de una lecitina nativa por acción de la enzima fosfolipasa A2 (véase la Figura 1).

El ácido graso hidrofóbico en la posición C2 de la molécula de glicerol se elimina por la acción de esta enzima. Las lisolecitinas obtenidas tienen un carácter más hidrófilo y un mayor equilibrio hidrófilo-lipófilo (HLB) que las lecitinas nativas, lo que explica su mayor capacidad para promover una emulsificación de aceite en agua. Figura 1 - La formación de un lisofosfolípido (lisolecitina). Como ejemplo, se muestra la formación de lisofosfatidilcolina a partir de fosfatodilcolina.

Cómo las lisolecitinas soportan la digestión de la grasa Para la máxima utilización de la grasa de la dieta en los lechones destetados, se deben considerar las 3 etapas de la digestión de la grasa: En la primera etapa de la digestión de la grasa, la grasa se emulsiona por la acción de las sales biliares. Como la grasa es insoluble en agua, las gotitas de grasa se acumularán en glóbulos de grasa más grandes en el medio acuoso del intestino delgado. Las lisolecitinas promueven una emulsión de aceite en agua y pueden emulsionar glóbulos de lípidos grandes en pequeñas gotas de lípidos. A medida que aumenta la superficie de contacto de los glóbulos grasos al reducir el tamaño del glóbulo graso por la acción de las lisolecitinas, se expone más grasa a la lipasa y, por lo tanto, se puede hidrolizar más grasa. La molécula de grasa, un triglicérido, se descompone por la acción de la lipasa en 2 ácidos grasos libres y 1 sn2-monoglicérido. Después de la hidrólisis, se forman micelas mixtas con ácidos grasos, sn2-monoglicéridos, sales biliares y fosfolípidos biliares. Estas micelas mixtas facilitan el transporte de sustancias lipofílicas en el ambiente acuoso de la luz intestinal y finalmente a través de la capa de agua no agitada que rodea a los enterocitos.

Las lisolecitinas promueven la formación de micelas mixtas pequeñas y altamente hidrofílicas, mejorando el transporte de nutrientes a través de la capa de agua no agitada. Por lo tanto, se mejora la absorción de grasa. Las lisolecitinas no solo promueven la emulsificación de grasas, la hidrólisis de grasas y la absorción de grasas, sino que también mejoran la absorción de nutrientes en general. Esto se explica por la interferencia de lisofosfolípidos específicos con la bicapa de fosfolípidos de las membranas celulares de las células del epitelio, lo que aumenta su fluidez y permeabilidad y, por lo tanto, facilita la absorción de nutrientes. El crecimiento y FCR mejoraron significativamente El producto de Framelco Fra LeciMax Dry contiene altas cantidades de lecitinas de soja hidrolizadas y ha demostrado que puede mejorar significativamente el crecimiento y la tasa de conversión alimenticia (FCR) en lechones destetados. Estos resultados se obtuvieron en una granja comercial en Alemania, perteneciente a la organización de investigación Livestock Feed Tests Denmark.


En total se utilizaron 384 lechones destetados de 4 semanas de edad. Los lechones se dividieron en 12 corrales de 32 lechones cada uno. Se utilizaron 6 corrales como grupo de control (sin aditivo) y los otros 6 corrales se usaron como grupo de tratamiento. Los cerdos en el grupo de tratamiento recibieron 500 g de producto de lecitina de soja hidrolizada por tonelada de alimento, agregados a su dieta durante el período total de 6 semanas. La dieta basal fue la misma para ambos grupos.

La granja aplicó 2 fases de alimentación de 3 semanas cada una. En ambos alimentos, la grasa se originó principalmente a partir de la soja. El peso inicial promedio fue comparable entre los grupos (6,11 kg y 6,02 kg para el grupo de control y tratamiento, respectivamente). Después de 6 semanas, los lechones en el grupo de control tenían un peso corporal final de 21,8 kg, mientras que los lechones en el grupo de tratamiento tenían un peso corporal final de 23,1 kg, que era significativamente mayor. Como se muestra en la Figura 2, el crecimiento diario promedio se mejoró significativamente mediante el enfoque de lecitina de soja hidrolizada. El FCR también fue significativamente mejor, de 1.719 en el grupo de control a 1.539 en el grupo de tratamiento.
Mejora la emulsificación de grasa

Los resultados de estos ensayos demuestran que la adición de una estrategia de lecitina de soja hidrolizada además de una dieta comercial puede mejorar significativamente el crecimiento y la FCR de los lechones destetados. Esto puede explicarse, en primer lugar, por la mejora de la emulsificación de la grasa y, en consecuencia, la digestión de la grasa, proporcionando al lechón más energía. En segundo lugar, también se mejora la digestión general de nutrientes, más específicamente la digestión de proteínas y la absorción de nutrientes, lo que permite que el lechón crezca más.

Olga Dansen
Framelco, Países Bajos
 


Compartir mail Enviar imprimir Imprimir  
 
 
 
 
 
 
 
leer más
 
 
 
 
leer más
 
leer más
 
 
 
     
TodoAgro
Periódico quincenal de 24 páginas, a todo color, que actualmente distribuye 12.500 ejemplares en las provincias de Córdoba y Santa Fe, así como también, mediante convenios con cooperativas y veterinarias, en localidades de Bs. As, La Pampa y Entre Ríos.
Más de 550 ediciones ininterrumpidas en 12 años de labor.
 
     
TodoAgroTV
Inauguración del Centro Genético de Mejoramiento Porcino "El Nogal"
Agricultores Federados Argentinos (AFA) inauguró un centro de extracción y procesamiento de semen porcino. Los asociados podrán así mejorar la genética de sus animales de manera más accesible. El video muestra la evolución de la obra ya inaugurada.
 
 
   
Inicio   Generales   Nutrición   Reproducción   Sanidad   Internacionales   Empresas   Eventos
Facebook Twitter Más mail
TodoCerdos  
Belgrano 427, Villa María, Córdoba, República Argentina, +54 (353) 4536239, info@todocerdos.com.ar  
Copyright © 2014 • T odoCerdos.com.ar • Todos los derechos reservados. Política de Privacidad
TodoAgro TodoAgro.com.ar TodoAgroTV TodoMani
Draco Estudio Desarrollo Web - WfxGroup.com.ar - Programacion