Inicio Generales Nutrición Reproducción Sanidad Internacionales Empresas Eventos   Suscríbase
22 de Junio de 2018 El plato de la semana
BUSCAR   buscar
Datos del Tiempo
facebook twitter Más e-mail
mail imprimir tipografía más grande tipografía más pequeña
4 de Abril de 2018
La preparación de las primerizas y su adaptación sanitaria

Los investigadores hispanos Joan Aparicio y Lluís Ferrer comparten su experiencia sobre la preparación de la reposición con Joan Wennberg.

NOTICIAS RELACIONADAS
Estrés por calor: cuando los cerdos transpiran ganancias
Nueva forma de combatir la infertilidad en lechones
¿Cómo medir la calidad de la carne porcina?
La mayoría de las granjas modernas tienen porcentajes de reemplazo del 45-50%. En una granja con una estructura censal correcta las primíparas suponen un 20-24% del censo productivo.
De cómo entramos la futura reproductora y cómo la adaptamos dependerá su comportamiento reproductivo pero, aún más importante, de ello dependerá la estabilización sanitaria de toda la granja.
 
De cómo preparamos la primera cubrición dependerá directamente la fertilidad y la prolificidad de esa cubrición, pero también tiene implicaciones directas en la prolificidad en los ciclos futuros 
 
Gráfico 1. Evolución de la prolificidad en función de la prolificidad del primer parto. Por cada lechón al primer parto tendremos 0,4 lechones más por parto (Pinilla et al., 2014).
De lo que se haga en este periodo también depende, en gran parte, el porcentaje de pérdidas de cerdas jóvenes, ya sea por necesidad de reemplazos demasiado tempranos o por mortalidad.
En dos artículos consecutivos hablaremos con dos expertos, Joan Aparicio i Lluís Ferrer sobre cómo preparamos la primerizas para su primera cubrición.
 
La preparación incluye, en primer lugar, un aspecto sanitario en el cual evitamos que las futuras reproductoras sean fuente de problemas para la granja, y las adaptamos al microbismo que existe en la granja. Por otro lado está el aspecto productivo en el que buscamos que la cerda llegue a la primera cubrición en las mejores condiciones para tener una buena fertilidad y prolificidad.
En este articulo nos centramos en la parte sanitaria y en la siguiente hablaremos de la parte productiva.
 
¿Qué tiempo mínimo consideráis necesario para adaptar las primerizas?
Aparicio afirma que su opción preferida sería tener 12 semanas entre cuarentena-adaptación. No obstante, en muchas granjas no existe tanto espacio. En cualquier caso, lo mínimo son 8 semanas. "Ocho semanas son innegociables". Ferrer coincide con este mínimo.
 
La edad de entrada de la primeriza marca el periodo de adaptación sanitaria que tengamos. Aunque como norma general podemos aplicar el principio de cuanto más tiempo mejor, nuestros expertos marcan 8 semanas como el tiempo mínimo imprescindible.
Ferrer también explica que para programar la reposición de una granja primero se hace 3 preguntas básicas:
Espacio del que dispongo para entrar futuras reproductoras
¿Cómo está distribuido, una o varias salas?
Tamaño de la granja
 
En función de esto distribuye la reposición en grupos de edad. Afirma que "en granjas pequeñas no suele compensar entrar distintas edades, sin embargo en granjas de mayor tamaño sí es preferible entrar 2 edades (4-5 meses de vida)". Apunta que, "aunque desde un punto de vista sanitario podría ser interesante entrar incluso animales más pequeños, hay un factor que frena a muchos propietarios: la prima genética se paga igual sea cual sea la edad de los animales y, por tanto, las pérdidas son muy caras". En cualquier caso, animales de 100 kg sería el peso máximo que aceptaría entrar, si no no hay tiempo de adaptarlas sin que se pasen de peso.
 
Aparicio matiza que otra situación sería una granja nueva, donde se pudieran diseñar desde cero todas las naves. En este caso plantearía granjas con autoreposición, para tener que entrar el mínimo de animales externos. Sólo unos pocos animales de raza pura (abuelas) dos veces al año para poder producir las primerizas en la propia granja.
 
Los objetivos del periodo de cuarentena-adaptación
Aparicio insiste en que este periodo de 8-12 semanas, desde el punto de vista sanitario, tiene dos finalidades distintas:
El proceso de cuarentena: su finalidad principal es contrastar la sanidad de los animales recibidos, debe durar al menos 4 semanas.
El periodo de “infectena” en el que adaptamos las futuras reproductoras a los gérmenes presentes en la granja.
 
Para él estas dos funciones requieren naves diferenciadas. La nave de cuarentena debe ser una nave claramente diferenciada del resto de la granja (foto 2), con acceso independiente y uso de ropa y material exclusivo para esa nave. La cuarentena es un proceso de aislamiento donde se realizan analíticas a la llegada y 2-3 semanas después para contrastar que los animales han llegado con el estado sanitario esperado. De no ser así, la cuarentena tiene la función de proteger a la granja y evitar la introducción de enfermedades no deseadas en la explotación.
 Foto 2. La nave de cuarentena tiene una función de protección de la sanidad de la granja. Debe permitir “aislar” las nuevas reproductoras llegadas a la granja hasta que hayamos comprobado su estado sanitario. Debe estar lo más alejada posible de las otras naves de la granja y mantener un manejo independiente.
 
Las principales tareas en este periodo son el chequeo sanitario, la observación clínica y empezar el programa de vacunaciones.
Fases de la adaptación sanitaria
Nave de cuarentena Contrastar sanidad Mínimo 4 semanas
Nave de infectena Proceso adaptación-vacunación Mínimo 4 semanas
En la segunda fase, la infectena, continuamos con el programa vacunal, y ponemos en contacto los animales con material infectivo de la granja. Para Aparicio, el punto más importante es la retroalimentación digestiva. En función de la granja y de las enfermedades a adaptar puede plantearse otras opciones: contacto directo con cerdas de desvieje de la granja, o incluso placentas.
Ambos expertos, coinciden en no utilizar infecciones directas con virus de campo en el caso de PRRS.
 
Las vacunaciones
Es uno de los factores claves de la adaptación sanitaria. No hay un programa vacunal único, dependerá del estatus sanitario de cada granja.
No obstante, los dos expertos coinciden en que, en la mayoría de granjas españolas, la vacunación frente a PRRS con vacuna viva es imprescindible. De hecho Ferrer afirma que esta enfermedad es la que marca principalmente la duración del programa de adaptación.
 
Para él la vacunación frente a circovirus y micoplasma también es importante para una buena inmunización de las primerizas, independientemente de si ya fueron vacunadas en la fase de destete. Las otras vacunas que no pueden faltar nunca son las de parvovirus y mal rojo. Todas las otras dependerán del estatus sanitario de cada granja.
Ferrer también observa que, según su experiencia, muchas granjas comenten el error de vacunar “en masa” a las primerizas en un tiempo demasiado corto, una o varias vacunas distintas cada semana durante 3-4 semanas consecutivas. En su opinión deberían pasar 2 semanas entre las distintas vacunas para permitir una buena respuesta inmunitaria.
 
En definitiva, cuarentena-chequeo de los animales recibidos e infectena-adaptación-vacunación son los componentes esenciales de una buena adaptación sanitaria de las primerizas.
Sin ella, la adaptación productiva será un fracaso, por muy bien que la hagamos, y la estabilidad sanitaria de la granja será imposible.

Compartir mail Enviar imprimir Imprimir  
 
 
 
 
 
 
Estrés por calor: cuando los cerdos transpiran ganancias
La mayoría de las personas en la industria del cerdo saben que el estrés por calor afecta a los cerdos: rendimiento reducido, un sistema gastrointestinal comprometido, enfermedades crónicas, una menor ingesta de alimento y mayores tasas de mortalidad.
 
22/06/2018 leer más
 
 
 
Nueva forma de combatir la infertilidad en lechones
La infertilidad afecta también le cuesta a la industria ganadera miles de millones de dólares cada año. Investigan el papel del zinc en las dietas porcinas.
 
19/06/2018 leer más
¿Cómo medir la calidad de la carne porcina?
La calidad de la carne porcina depende de varios factores productivos que son valorados por parte de los consumidores.
 
11/06/2018 leer más
 
 
 
     
TodoAgro
Periódico quincenal de 24 páginas, a todo color, que actualmente distribuye 12.500 ejemplares en las provincias de Córdoba y Santa Fe, así como también, mediante convenios con cooperativas y veterinarias, en localidades de Bs. As, La Pampa y Entre Ríos.
Más de 550 ediciones ininterrumpidas en 12 años de labor.
 
     
TodoAgroTV
Inauguración del Centro Genético de Mejoramiento Porcino "El Nogal"
Agricultores Federados Argentinos (AFA) inauguró un centro de extracción y procesamiento de semen porcino. Los asociados podrán así mejorar la genética de sus animales de manera más accesible. El video muestra la evolución de la obra ya inaugurada.
 
 
   
Inicio   Generales   Nutrición   Reproducción   Sanidad   Internacionales   Empresas   Eventos
Facebook Twitter Más mail
TodoCerdos  
Belgrano 427, Villa María, Córdoba, República Argentina, +54 (353) 4536239, info@todocerdos.com.ar  
Copyright © 2014 • T odoCerdos.com.ar • Todos los derechos reservados. Política de Privacidad
TodoAgro TodoAgro.com.ar TodoAgroTV TodoMani
Draco Estudio Desarrollo Web - WfxGroup.com.ar - Programacion